miércoles, diciembre 07, 2005

Estilo Manuelino

Hubo una época en que todo el poder del globo se concentraba en el espacio tan pequeño que existe en nuestra península Ibérica. Todas las naciones danzaban a nuestro son y era tal nuestro control que nos repartimos el mundo en dos partes (ver tratado de Tordesillas). En gran parte (o, sinceramente, en su totalidad) esto se debía a una más que saneada economía que sufragaban las nuevas colonias americanas y al amparo de esta situación se popularizó un nuevo estilo artístico que fue capaz de dar salida a esa superabundancia con obras de mayor calado y ostentación que el sobrio gótico y que precede al maravilloso renacimiento.

El estilo manuelino, cuya difusión se acotó al reino Luso, comenzó a finales del siglo XV hasta mediados del XVI, en la época dorada de las conquistas de ultramar y esto mismo es la fuente principal para la imaginería de formas y diseños tan exuberante que lo caracteriza. En su apogeo bajo el reinado de Manuel I el afortunado se contruyeron obras tan magníficas como el Monasterio de Batalha, la Iglesia de Jesus de Setubal o el maravilloso Monasterio de los Jerónimos en Lisboa.

Usando motivos marinos como cuerdas, nudos, rosas de los mares, conchas y zoomórficas como peces bien mezclados en formas arquitectónicas de afán maravillosamente decorativo se consiguen resolver problemas arquitectónicos como arcos de crucero anudados, nervios de hiedra y cargas en arcotantes invisibles (buen ejemplo es la torre de Belem, abajo en la foto).

Torre de Belem! Puro Manuelismo!!

Observar este arte es un cúmulo de sensaciones, sobretodo de imaginación desbordante y amor por la mar en todos sus aspectos, desde mostruos marinos que escalan los pilares de las iglesias hasta un Orbe como decoración de maposteria pasando por mil y un apliques a cada cual más detallista. Influencias árabes en sus cerámicas e íberas en sus ventanas, sueños y pesadillas de los marinos reflejados en un estilo al que no le falta ni pizca de arte...

Enlaces:
Arte Manuelino en Wikipedia
Sobre el Estilo Manuelino
Fotos de Portugal