sábado, abril 30, 2005

Marco Vitruvio Polión

Me encanta el Renacimiento, soy un curioso de todo lo referente a ese periodo de esplendor y brillo de todas las ciencias así como de la cultura griega que volvió con todo su auge gracias a los doctos académicos de Constantinopla que, expulsados por los Turcos de su gloriosa ciudad, huyeron a Italia llevándose consigo miles de traducciones y tratados griegos y romanos que solo habían perdurado en sus antiguas bibliotecas. La pérdida que supuso para el mundo de la gran Biblioteca de Alejandría se vio compensada siglos después por esta oleada de saber antiguo reviviendo en la Italia del siglo XVI. Toda esta marea empujo a los jóvenes pensadores Italianos a un giro hacia la naturaleza y sus formas alejándose de la odiosa influencia de la Iglesia.

De entre todos esas reliquias de culturas redescubiertas que generaron el “Renacimiento” una de las más importantes fue “De Architectura”, una serie de diez libros increíblemente bien conservados escritos por el arquitecto e ingeniero romano Marco Vitruvio Polión. Ingeniero de Artillería militar de Augusto, el primer emperador de Roma, alrededor del siglo I A.C.. Apenas se sabe nada de su vida, se le supone nacido en Verona, y no se conoce ninguna construcción suya pero aún así influyó tremendamente a todos los genios del Renacimiento por la calidad de sus tratados y la técnica que demuestra en ellos.

“De Architectura” no trata de la arquitectura de su tiempo si no que es puramente teórico, incluso hoy en día se siguen estudiando sus términos y clasificaciones que gracias a su sencillez son manuales didácticos de inmejorable calidad, especialmente las del libro II referidas a las structurae, como quadrati lapides de piedra labrada maciza, emplecton u hormigón, opus incertum, bloques poligonales al exterior, opus caementitium y signinum con relleno de hormigón, opus reticulatum con mampuestos romboidales, opus mixtum, etc. Se tradujo rápidamente a muchos idiomas y se basó en la teorías de las proporciones para regir cualquier diseño.

El famoso dibujo de Leonardo da Vinci, El hombre de Vitruvio sobre las proporciones del hombre, está basado en las indicaciones dadas en esta obra (leer el comentario). Por lo que impresionó e influyó tanto sobre los genios renacentistas fue por sus conocimientos, su amplia aplicación y sobre todo su concepción del espacio derivada de la “Proporció Áurea” que él definió como: Para que un espacio dividido en partes desiguales resulte estético y agradable debe haber entre la parte más pequeña y la mayor la misma relación que entre esta parte mayor y el todo. Era llamada así por que aparecía en casi todas las proporciones lógicas de la naturaleza y parecía “Obra Divina”. Gracias a Vitruvio disfrutamos de mil maravillas, todo un representante del pensamiento griego...

Trazado de una espiral Aurea!Un ejemplo de la Naturaleza, sección de un Nautilus!

Enlaces:
Marco Votruvio Polión
En la enciclopedia Wikipedia
Su primer libro
Breve Biografía
Proporció Áurea
Descripción de Vutruvio en la que se basó Leonardo para “Su Hombre”. Una descripción de cómo se aplicó la proporción áurea a cada parte de este proporcionado hombre, ver también el Comentario.
El hombre de Vitruvio
La Divina Proporción Áurea
La proporción Áurea en la Naturaleza

PD: En un “mensaje en la botella” os dejo las palabras exactas que Leonardo usó en su Hombre Vitruviano.