miércoles, marzo 02, 2005

Fisión & Fusión

El hombre siempre ha dado saltos científicos a trompicones, nunca en una evolución constante sino que de repente surgía algo nuevo que ponía patas arriba todo lo anterior. Esas ideas revolucionarias producen rechazo inicial hasta que se prueba su valía. Una de las que nos ha dado más problemas fue el descubrimiento del interior de los átomos. A principios del siglo XX se demostró que la materia estaba compuesta de “átomos” (del griego “indivisible”), que estos estaban prácticamente huecos, con la masa encerrada en un punto central cargado positivamente (protones) y cargas negativas ligerísimas rotado a su alrededor (electrones) (Modelo de Rutherford-Born).
Más tarde se bombardearon finísimas placas de oro con rayos Gamma (procedentes de Radio Radiactivo) y se comprobó que aparecía átomos más pesados aunque seguía siendo Oro (isótopos). Estas corrientes demostraron que dentro de estos “indivisibles” había sub-partículas, en el núcleo, no solo existían protones sino también masas sin carga llamadas neutrones que se emitían junto a los rayos Gamma.
Lanzando estas partículas “subatómicas” sobre Uranio se midieron emisiones de energía increíbles que llevaron al estudio de estas propiedades y culminaron en la creación de la Bomba Nuclear (aplicación militar indeseable que sin embargo impulsó el estudio atómico). Estas emisiones de energía se producían por procesos internos de reorganización del núcleo atómico en las que se perdía masa atómica que era transformada en energía por la famosa fórmula Einsteiniana: E = m*c2. Los procesos de reorganización son:

Fisión:

El primero descubierto, el más fácil de llevar a cabo, en el que se basan nuestras centrales nucleares y las bombas atómicas. Se trata de usar una masa de uranio enriquecido (con solo isótopos ligeros e inestables de este elemento) y lanzarle neutrones, esto obliga al átomo a dividir su masa para alcanzar estabilidad generando dos átomos más ligeros y liberando otros 3 neutrones que si hay suficiente cantidad de Uranio (a esta masa se le llama “masa crítica”) continuará la “Reacción en Cadena” (Chain Reaction). La suma de las masas de los productos es menor que la del uranio más el neutrón, esta masa es la que se convierte en energía.

Fisión!



Fusión:

Fusión = Unión. Este proceso es prácticamente el inverso. Gracias a él las estrellas brillan y crean átomos más pesados. Se basa en que mediante presión y calor se acerquen tanto dos Hidrógenos que lleguen a “fundirse” en un solo átomo, el siguiente en peso, llamado Helio. Esto se puede conseguir con casi todos los elementos pero el que libera más energía (o sea el que pierde más masa en el proceso) es el Hidrógeno, más concretamente dos isótopos suyos. Un Deuterio (D = Hidrógeno de peso 2) y un Tritio (T = Hidrógeno de peso 3) dan un Helio (He de peso 4) y un neutrón (peso 1). Requiere mucha energía y es difícil de conseguir, con este procesó se creó la “Bomba H”, bomba de hidrógeno.

Fusión!



Fusión Fria:

En 1998 se dijo que se había logrado recrear mediante frecuencias de vibración una fusión controlada, o sea, “Fusión Fría”, en un tubo de ensayo. Solo se pudo llevar a cabo en dos ocasiones y realmente es una utopía… este proceso genera calor y los datos medidos en aquel experimento todavía no han sido explicados de forma plausible.

Fusión Fria!



"La Física nos abre puertas y no es solo astrofísica...”

Enlaces:
Fusión & Fisión
Proceso de Fisión (Con Simulación)
Proceso de Fusión (con Simulación)
Proceso de Fusión Fría