viernes, junio 23, 2006

Solsticio Mágico de San Juan!!

Lo malo y lo bueno, superstición y ciencia, magia y realidad, pagano y religioso, frío y calor, oscuridad y luz, noche y día… Dos caras de la misma moneda, extremos opuestos que sin embargo se tocan, chocan, justo en el borde, el lugar donde nacen los miedos, se crean mitos y misteriosas leyendas toman forma… En las fronteras de lo inexplicable surgen todos esos temores tan importantes para nuestros antepasados y que nos han legado de una forma más o menos sutil. Esta noche, hasta el 24 de Junio, llegamos a uno de esos bordes, el límite entre la ascensión y la caída del astro más importante, uno cuyo nombre en griego significa “puerta”, el Solsticio de Verano.

El solsticio en sí es un efecto óptico apreciable durante unas dos semanas en las que el sol parece haber perdido su fuerza y deja de avanzar en su trayectoria celeste. Astronómicamente ocurre que el Sol toma un ángulo de 23,44º sobre el eje de rotación de la tierra, el ángulo de máximo acercamiento para el hemisferio norte y de máximo alejamiento en el sur y lo días dejan de ser cada vez más largos para ir siendo poco a poco más cortos. El efecto visual es que el sol, que durante la primavera ha ido saliendo cada día más al norte, alargando los días, parece frenar su ascenso y en cuestión de días pasa a recorrer el camino de vuelta hacia el sur. Esa semana crucial siempre ha atemorizado a los hombres que la han cubierto de mitos y leyendas pues literalmente parece que el sol se detiene y justo de ahí viene su nombre, solsticio, “Sols Tisiae”, “Sol Quieto en latín.

Corriendo sobre las brasasLas consecuencias de este cambio es el paso entre estaciones, así como el aumento de horas de luz solar nos aporta más calor, el pico máximo es el punto de partida del verano, la estación más calurosa donde reina el astro más importante, el Sol. Precisamente debido a su importancia y a la dependencia que el hombre siempre tiene de él nuestros ancestros veían con preocupación que perdiera fuerza y para ayudarlo se luchaba contra las sombras en la noche más corta del año iluminando todo con el fuego, el hijo del Sol en la Tierra. Por eso tenemos inculcada en nuestra cultura que este día es especial, un día de cambios y de celebraciones en honor a la luz. Un fiesta antiquísima que prácticamente todos los pueblos vivían igual. Los primeros antecedentes se pueden remontar a las tribus Celtas y su fiesta de Beltaine (“Fuego de Bel”, fuego bello), que cuando aún andaban por el centro de Europa ya cuidaban de que a primeros de mayo, cuando la primavera vencía al invierno, se encendieran hogueras que mientras los guerreros más valientes las saltaban con pértigas recibían las oraciones de purificación y protección de sus Druidas. Normalmente también sacrificaban animales en honor a la naturaleza capaz de renacer.

El Sol era el Dios más importante par los egipcios que representaban en la deidad “” y que derivó en el amplio poder de Zeus-Júpiter para los Griegos y Romanos aunque los primeros ya disfrutaban ese día de fiestas de cambio, renovación y purificación en honor a Apolo. De ellos proviene nuestra costumbre de quemar en las hogueras lo viejo, lo usado y antiguo para purificarnos y poder recrearnos con lo nuevo. Los Romanos adaptaron la fiesta en honor a Minerva, la diosa de la guerra, por la que había que saltar tres veces sobre las llamas, de ellos viene el profundo respeto que tenemos a las propiedades medicinales de las hierbas recogidas en esa noche tan mágica, las venenosas dejaban de serlo y las sanadoras multiplicaban sus virtudes, de esta costumbre viene el Nombre de Verbena: Las jóvenes casaderas debían salir esta noche a buscar la planta del mimo nombre y llevarla encima para encontrar al hombre de su vida.

Esa noche los Beréberes encienden fogatas con plantas aromáticas que crean grandes nubes de humo negro y pasan brasas sobre los objetos cotidianos de su casa para traer suerte. Pero esto no es algo exclusivo del viejo continente, Incas, Quechuas y Aymaras celebraban fiestas relacionadas, incluso algunos pueblos de Sudamérica usaban esa fecha para cambiar de año (lógico, pues allí en junio ocurre el solsticio de invierno).

Bailando junto a la hoguera!!

Los cristianos, en su afán de desplazar el paganismo reciclando en su beneficio todas las celebraciones que ya existían, adaptaron estas fiestas como celebración al nacimiento de San Juan Bautista, cuya madre, Elizabeth, prima de la Virgen Maria, estaba embarazada de seis mese cuando el ángel anunció el nacimiento de Jesús. Por eso mismo adaptaron el solsticio de invierno, el renacer del sol en la fecha de nacimiento de Jesús, mientras que el Solsticio de verano, máximo exponente de su fuerza, se relación con el nacimiento del profeta que bautizó al Mesías. Aunque existe otra fábula sobre el origen del santo, el Rey Godo Recesvinto de Toledo (siglo VII), enfermó y oyó hablar de unas fuentes dedicadas a unas ninfas que eran curativas. A pesar de que acababa de convertirse al cristianismo, decidió ir a probar el mismo día del solsticio y al bañarse en ellas quedó curado, entonces decidió construir un monumento en honor a la fuente pero dedicado a un Santo cristiano relacionado con las aguas y nadie mejor que Juan el Bautista. Estas fechas son muy importantes, sobre todo por el cambio de estaciones y las labores que conlleva, siembra y recolección, cultivo y fruto. Sin embargo esta adaptación se llevó a cabo hace dos mil años y por culpa de los ajustes de calendario y las pequeñas diferencias entre el año solar y el año Tropical (unos minutos de diferencia cada año), la fecha del solsticio no coincide con estas celebraciones.

De hecho cuando en 1582 se cambió el calendario Juliano por el Gregoriano el desfase con el solsticio real era de 10 días, se corrigió para que la fecha coincidiera pero en estos 400 años ya se han acumulado otros 3 días. Nuestro calendario solar se va adelantando poco a poco y el verdadero solsticio de verano ya ha tenido lugar, el pasado día 21 de junio a las 13:27. Igual pasa con el de invierno que ocurre el 21 de diciembre, no el 25, día en que celebramos el nacimiento de Jesucristo. De todas formas esto no nos impide celebrar la noche más corta del año en la fecha de San Juan, más por tradición que por festejar la Victoria de la luz. Alrededor de esta fiesta hay mil mitos y leyendas, sobre todo los relacionados con el cambio y la protección. Es costumbre en muchos pueblos de España que se queme lo viejo y se salte sobre las hogueras para traer buena suerte a lo largo del año. En otros lugares las novias hacen coronas con cintas de colores que ellas arrojan sobre las llamas para que las coja el novio y consigan felicidad y amor.

En Tenerife se lanzan Troncos ardiendo ladera abajo, en Alicante las hogueras tienen forma cónica y hasta se queman muñecos como en las fallas, en el interior es costumbre el paso con los pies descalzos sobre brasa ardientes, en Menorca es una gran fiesta donde el pueblo entero se divide por sexos y oficios formando gremios que compiten entre ellos, así como juegos con caballos de carreras y de doma artística. En Cataluña se recolectan verbenas, valeriana, trébole con hierbas aromáticas, se disparan fuegos artificiales y se comen las “Cocas con Piñones”. Dentro de la cultura popular gallega existen muchas leyenda relacionadas con este día, en él es habitual que se aparezcan santos, fantasmas y seres del mundo de la noche. El día además ha servido de marco a mil obras de teatro como “El sueño de una noche de Verano” de Shakespeare. Pero lo mejor de todo son los rituales que se pueden practicar esa noche, un compendio de magia sintetizada que, como poco, nos dejan soñar!!

• Si madrugas el día 24, ya no pasarás sueño el resto del año.
• Si la noche de San Juan te pones bajo una higuera con una guitarra, aprenderás a tocarla de inmediato.
• Si quemas un papel con las cosas que quieres olvidar, conseguirás bienestar durante todo el año.
• Quien se bañe en el rocío de la noche de San Juan, quedará bendecido durante todo el año.
• Si eres soltero o soltera y el día 24 por la mañana te asomas por la ventana, verás pasar al amor de tu vida.
• Meterse en el mar de espaldas mirando la luna y totalmente desnudo, proporciona a quien lo haga la capacidad de obrar prodigios.
• Multitud de plantas y árboles como la ruda, el helecho, el nogal o el roble, incrementan sus poderes y se pueden utilizar como amuletos
• En general, todas las aguas tienen algún poder, ya que esa noche las aguas estan bendecidas por San Juan.

En general es una fiesta para divertirse, olvidar los malos momentos pasados y recapitular para el nuevo año con nuevas esperanzas y sonrisas. Espero que la viváis con intensidad!! Será una noche mágica, no dejéis de mirar al cielo y reservad un minuto para el atardecer del día 29, veréis la luna creciente con una pequeña alineación detrás! Todo muy mágico!!

~ Enlaces:
Noche de San Juan, fiestas y orígenes
Rituales para la Noche de San Juan
Mitos y Leyendas de la Noche de San Juan
Mitos de esa mágica Noche
Rituales para esa noche, consigue salud, dinero, amor
Más Rituales
Hogueras de San Juan en España
Solsticio en Wikipedia
Solsticios 2005-2006
Cielo Astronómico de Junio del 2006, no os perdáis la alineación del día 29!!
Noche de San Juan, Fecha y motivación
Caminar sobre la Brasas!!
Ritual para que se cumpla un deseo
Decálogo para vivir este día
San Juan Bautista
24 de Junio en Wikipedia
Errores sobre la noche mas corta
San Juan en chile