lunes, marzo 26, 2007

Aφροδίτη

Todos se inclinan ante ella,
mortales e inmortales;
su palabra es suprema
entre los dioses, su visión crea júbilo.
Está vestida de placer y amor,
rebosante de fibra, de encanto y voluptuosidad.
Es dulce en los labios; la vida está en su boca.
Es glorioso su aspecto, su cuerpo es bello,
brillan sus ojos.
Reina de las mujeres, protectora de su estirpe

Antonio Escohotado, 1993


Afrodita surge de la espuma del mar, coronada con exuberantes trenzas (El nacimiento de Venus, William Adolphe Bouguereau, 1879)


Ella es la adopción griega de los mitos de las culturas que le precedieron, pues sumerios, fenicios y los mismos etruscos adoraban ya a sus musas del amor, y, a su vez, inculcó esa fascinación en las posteriores como los Romanos con su Venus e incluso la belleza de nuestras Vírgenes Cristianas. Según la leyenda Afrodita (Aφροδίτη) nació en tiempos de las Luchas Titánicas, Cuando Cronos, para evitar que su padre Urano tuviera más hijos que pudieran disputarle el trono de los dioses, le cortó los genitales y los arrojó al mar, donde germinó la espuma del mar (Aφρός) y nació la diosa de la belleza. Aunque Platón vino a desmentir esta historia y, cual virtuoso filósofo, separó en dos las artes de esta diosa, convencido de la paternidad de Zeus (siendo ella anterior a él) y de Dione (ninfa relacionada con Dionisos y su lujuria) de cuyos escarceos nacieron Afrodita Urania, diosa del amor puro y generoso (Amor “Platónico”) y Afrodita Pandero, diosa del amor sucio, corrompido e interesado, la diosa “prostituta”.


Nació bella, animal brillante de positividad inmediata, tan hermosa que nació adulta y embelesó a Céfiro, Dios de Poniente quien con sus vientos llevó amorosamente a Creta, donde las Horas la vistieron delicada y la presentó en la asamblea de lo inmortales donde sedujo dulcemente a todos y cada uno de los Dioses…


Era una diosa temperamental y fuerte, que interpretaba el amor a su manera y bien lo usaba para endulzar las vidas mortales como para vengar ofrendas personales. Presente en mil leyendas es origen y fin de genealogías míticas así como su intercesión produce alegrías y desvelos. Se casó con Hefesto, artesano del fuego, virtuoso fabricante de los rayos de Zeus, pero poco agraciado y cojo, por lo que esta diosa de lujuria enamoró a Ares, dios de la guerra, soldado del reino subterráneo. Celoso, el marido colocó una trampa de hilos de oro donde atrapar a los amantes que en plena pasión no supieron que estaban atrapados hasta que Hefesto llamó a todos los dioses para demostrar la ofrenda de la diosa. Llorando imploró piedad pero todos rieron menos Poseidón que suplicó su libertad. Liberada huyo avergonzada

A pesar de ser descubierta, este solo fue el primero de sus muchos escarceos. De esa lujuria con Ares nacieron dioses sentimentales, todos relacionados con el corazón humano: Eros (dios del amor y la lujuria), Anteros (hermano envidioso de Eros), Phobos y Deimos (Miedo y Terror) así como Harmonía (Musa alegre y divertida). Con su marido tuvo a Hermafrodito, un niño con los dos sexos y con Dionisos tuvo a Príapo, idolatrado por su sexo. Pero Afrodita, era más peligrosa al ser traicionada, sus maldiciones son más conocidas que sus hechizos de amor. Castigo a Aurora con un amor desmedido por Orión al ceder a la pasión con su amado Ares. Las mujeres de Lemnos, al no adorarla, sufrieron su ira y fueron abandonadas por sus maridos al resultarles apestosas, infectas de un olor fétido.

Venus en el Espejo de Velazquez.


Pero honrarla e idolatrarla es igual de peligroso. En Creta existía el mayor templo en su honor (por haber decidido vivir allí) pero su población fue más que protegida, diezmada. Más conocida fue la hazaña de lograr la Manzana de Oro que Discordia regaló a “la más hermosa de las diosas” y que se disputaban Hera, Afrodita y Atenea. Zeus, harto de luchas entre ellas designó a Paris, el príncipe mortal de Troya, para que decidiera y cada una de ellas ofreció al pobre juez un regalo: Hera le prometió el reino del Universo, Atenea que fuera invencible en la guerra pero Afrodita pensó en la mano de la mortal más hermosa del mundo, Helena. Así en el juicio de Paris comenzó la más terrible de las leyendas helenas, la Guerra de Troya.

Afrodita de WarholAún hoy en día tenemos muchos legados suyos, como los sensuales afrodisíacos, el mejor día de la semana esta a su nombre, Viernes de Venus, al igual que el segundo planeta más cercano a nosotros y que brilla cada amanecer como la Estrella Vespertina. En la astrología estaba muy presente, su figura en el cielo se dibujaba sobre lo que hoy es nuesto "Tauro". Sus animales favoritos, las palomas, son símbolos de amo eterno y son sus Rosas nos declaramos amor. El mismo mes de “Abril” es una variación fonética latina de la pronunciación helena. Era una diosa muy querida para los Romanos, en particular los nacidos en la misma Roma, pues para ellos era su protectora. Se dice que Rómulo y Remo, fundadores de Roma, eran Aqueos, descendientes directos de Eneas, hijos de Paris, quien, como ya sabeis, es favorito de la diosa y salvó la vida en la Guerra de Troya gracias a su intercesión divina. Por eso el mismo Cesar dedicó un templo en nombre de “Venus Madre”.

Pero es en las artes donde más nos ha emocionado, ya sea con su imagen hermosa, con sus formas siempre esplendida y presente, plena de sensualidad o despertando nuestra imaginación componiendo versos y creando prosas en su honor siempre ha estado presente de una forma u otra en nuestra vida. Despierta siempre nuestros instintos... y siempre... nos seduce!!

El nacimiento de Venus de Sandro Botticelli!!

~ Enlaces:
Afrodita en Wikipedia
La diosa Afrodita
Afrodita en la mitología
Simbolismo en “El Nacimiento de Venus” de Sandro Botticelli
Imagen de “El nacimiento de Venus” de Botticelli
Afrodita en el Arte Moderno
Aphrodite, encyclopedic Article
Afrodita en el arte clásico
Afrodisias, ciudad en su nombre
Templos de Afrodita
Afrodita es Isthar, Antonio Escohotado by Hector
Mitología Griega
Descripción del Nacimiento de Botticelli
Venus en el Espejo, de Velazquez
Etimología Afrodisíaco

~ PD: No hay nada más afrodisíaco que el amor, no hay nada más dulce que ese cariño especial, no hay nada más maravilloso que el calor de un beso amado ni un sonido más dulce que el palpitar del corazón enamorado! Gracias, gracias Afrodita!!