sábado, julio 23, 2005

“Trujillo, La cuna de los Pizarro, la patria de los Conquistadores” Unamuno

Como os debo unos cuantos articulitos y ahora comienzo a organizarme para escribir aqui tenéis algo para los que les guste mi tierra madre, la extremadura más histórica...
“Turris Juliae” = Tierra de Julio, de Julio Cesar, fundador Romano de Trujillo, ciudad careceña que adquirió importancia bajo la dominación musulmana de los Bereberes Nafza que la fortificaron para evitar los saqueos cristianos (si, nosotros también saqueabamos a los infieles...). Ciudad Fronteriza reconquistada por Alfonso VIII en 1186 y regalada a la Orden Militar de Santiago cayo de nuevo bajo dominio Árabe en 1196. Solo con la ayuda de otras Ordenes Militares Cruzadas se rindió en 1232. La leyenda dice que en el último asalto se apareció entre dos torres de sus murallas la mismísima Virgen con lo que los defensores se arrodillaron permitiendo a los cruzados cortarles mejor la cabeza... Hecho que se refleja en el escudo de esta ciudad tan prolífica en Heráldica.

Sus repobladores, caballeros cruzados, comenzaron así su larga lista de efemérides, sus apellidos son ahora conocidos por todos: Altamirano, Chaves, Escobar, Orellana, Pizarro... Sus descendientes, sedientos de un futuro que se les negaba en España cruzaron el mar en busca de “El Dorado” alcanzando la gloria a costa de su propia sangre para volver ricos y dar esplendor a su ciudad natal. Francisco Pizarro (de quien hay una preciosa estatua ecuestre en la Plaza Mayor) fue Virrey y Duque del Perú; Jerónimo de Loaisa Obispo de Lima; Diego de almagro fundó el Trujillo Peruano, García de Paredes fundó el Trujillo Venezolano; Francisco de Orellana descubrió el Amazonas y Alarcón la “California”.

Palacio de San Carlos!

Todos ellos crearon palacetes y “Casas Solariegas” decoradas con mil escudos de águilas Bicéfalas y “Balcones en ángulo”, riqueza arquitectónica imitada en todo el mundo. Esta bonanza económica multiplicó los ingresos de la Iglesia ampliando su Parroquia de Santa Maria con capillas (funerarias en mayor medida), un precioso coro románico y un genial Retablo Mayor con 25 representaciones bíblicas. También se levantaron Iglesias como la de Santiago y los conventos de San Miguel y San Francisco.

Estos rios de oro (y sobre todo Plata) nos han legado Palacios (De la Conquista), Torres (La del Alfiler), capillas (La Asunción de la Virgen decorada con Azulejos Talaveranos, la del Concejo y sus pinturas Italianas), Blasones y Heráldica a pie de calle, Arcos, extramuros...

Aunque el presente comercial de la ciudad es pequeño merece la pena una visita, más aún si a la hora de la pitanza se acude a la Plaza Mayor donde sus especialidades Extremeñas nos dejarán un maravilloso sabor de boca, en especial el Domingo de Resurrección cuando sus espectaculares “hornazos” son un atractivo indescriptible...

Enlaces:
Ayuntamiento de Trujillo
Panorámicas de Trujillo
Santa Maria la Mayor
Receta del Hornazo
Paseo Virtual de Trujillo
El Trujillo americano
Un paseo por Trujillo en fotos